Basílica de Nuestra Señora del Prado

Da cobijo a la que es hoy patrona de la ciudad, Nuestra Señora del Prado. La que fue denominada Reina de las Ermitas por Felipe II, es también llamada la Capilla Sixtina de la cerámica, pues este vistoso arte muestra aquí todo su esplendor desde el XVI a nuestros días.

El estilo de su construcción es una combinación de Renacimiento y Barroco, aunque ha sufrido diversas restauraciones a lo largo de los siglos. Fue elevada a la dignidad de Basílica en 1989 por el Papa Juan Pablo II.
Iglesia de Santa María La mayor (La Colegial)

Santa María la Mayor fue nombrada Colegial en julio de 1211. De estilo mudéjar. Su claustro, gótico puro, fue construido hacia el año 1469. Su planta es rectangular, formada por tres naves longitudinales y sin crucero. Por los años 1704 y 1705 se añadieron los dos cuerpos superiores de la Torre. En la fachada merece destacar el rosetón y la portada.

El interior del templo sorprende por lo magnífico de sus proporciones. Sus tres naves son de altura desigual y de seis tramos cada una. Las columnas se componen de ocho columnillas menores que se separan en sendos nervios al llegar a las bóvedas. Aunque se perciben mal por la altura a la que se encuentran, los capiteles se adornan con bustos humanos, ángeles e incluso formas femeninas. La capilla mayor estuvo decorada por un gran retablo que tenía siete metros de ancho por catorce de altura con cincuenta y ocho pinturas y tres estatuas de Cristo Crucificado, San Juan y la Virgen. Este edificio conserva los restos de Doña Leonor de Guzmán, favorita de Alfonso XI y del insigne Fernando de Rojas.
Iglesia de Santiago el Nuevo

Monumento Nacional desde 1931. Magnífica muestra de arte mudéjar. Plantea problemas de cronología. En su construcción se usaron materiales de origen romano y visigodo, tanto mármol como piedra, aunque el ladrillo mudejarista es el principal elementos constructivo y decorativo al tiempo. Cuenta con un órgano imponente del siglo XVIII.

El fundador de la Academia Española y Bibliotecario Real, Juan de Ferreras fue su párroco en 1776.
Puente Romano (Puente viejo)

Es el puente más antiguo de los tres con que cuenta actualmente Talavera sobre el Río Tajo. Se cree que parte de él podría ser de origen romano, aunque queda muy poco de aquella época, debido a las frecuentes avenidas del río que lo derribaba parcialmente.

La gran construcción se acomete hacia finales del siglo XV bajo la dirección de Fray Pedro de los Molinos, manteniendo, más o menos, el mismo aspecto que en la actualidad. De esta manera el puente ha estado en permanente reconstrucción. La última restauración ha tenido lugar en el año 2002.
Puente de Hierro (Puente de la Reina Sofía)

La historia de este puente se remonta al año 1870, aunque su construcción no comienza hasta principios del siglo, en 1904. Su inauguración cuatro años después significó todo un hito para la ciudad, que veía como mejoraban sus comunicaciones con la histórica comarca de la Jara, Extremadura y Andalucía.

Este puente supuso la aplicación de los principios constructivos surgidos de la Revolución Industrial, cuenta con 426 metros de longitud, repartidos en 10 tramos de hierro y acero. Fue restaurado en 1994.
Puente de Castilla la Mancha

El puente se compone de un puente atirantado de 318 metros de luz, que salta con un solo vano el brazo más ancho del río Tajo y de un viaducto de acceso con una longitud de 408 metros.

El nuevo puente atirantado de Talavera de la Reina es un prodigio de la ingeniería, es récord en el mundo en la tipología de puentes atirantados con un único mástil en hormigón pretensado de alta resistencia, contando con el pilono inclinado más alto de Europa.

Más información en : www.estudioaia.com
Torres Albarranas

Esta característica construcción adosada al primer recinto amurallado hizo que Talavera fuera considerada como una de las ciudades más seguras durante siglos, siendo un claro ejemplo de fortificación. Edificadas en mampostería con sillería en las esquinas y en sus elevadísimos arcos. Estas enormes torres de planta rectangular dejaban discurrir debajo de ellas el foso, y sus frentes se enlazaban con otro recinto defensivo paralelo al principal cuyo nombre es barbacana. Originariamente se construyeron cuarenta y siete y todas la fuentes indican que son de origen cristiano levantadas en el siglo XIII.

Se conservan las Torres Albarranas de las calles de Carnicerías, Corredera del Cristo (en su interior se aloja la capilla del "Cristo de los Mercaderes") y Charcón. El escudo de Talavera recoge como símbolo más especifico de la ciudad la Torre Albarrana.
Puerta de Sevilla

Como en el caso de las puertas de Mérida, Toledo y Zamora, su nombre indicaba la ciudad principal en cuya dirección se encaminaban los viajeros que salían de Talavera. Próxima al Alcázar, pertenece al segundo recinto amurallado. Es una construcción muy sencilla, con un arco de medio punto construido en ladrillo con merlones sobre él y con el escudo de armas del cardenal Quiroga, arzobispo de Toledo que la manda edificar en 1579.

También se la conocía como Puerta del Caño, por la existencia de una fuente próxima a ella primero bajo el nombre de Almorchén y luego como de Tetuán. De aquí le viene el nombre de Ronda del Cañillo a la inmediata calle que discurre a su salida.
Plaza de San Agustín

Es uno de los rincones más entrañables del casco antiguo. En ella se encuentra la antigua iglesia San Agustín el Viejo, proyectada hoy como ampliación del Museo de Cerámica Ruiz de Luna. Es obra del siglo XVII.

Destaca su fachada; primera labor que realiza Fray Lorenzo de San Nicolás en el estilo llamado "Barroco de ladrillo", arquitectura muy típica en Talavera.
Convento de San Jerónimo (San Prudencio)

Fundado por el arzobispo Tenorio como Santa Catalina, pasó a manos de los Jerónimos por donación de éste y ante la negativa del clero talaverano de ocuparlo. Se convirtió en colegio de huérfanos con el nombre de San Prudencio, en recuerdo del hijo del fundador. Fue en su mayoría edificado a finales del siglo XIV e inicios del siglo XV en estilo gótico-mudéjar. Juan de Herrera reformó el exterior del testero dotándolo de grandes contrafuertes.
Museo Ruiz de Luna

El Museo Ruiz de Luna ocupa parte del edificio del antiguo convento de San Agustín refundado en 1566 por el oropesano San Alonso de Orozco, que acometería la reforma de los agustinos recoletos en este cenobio talaverano.
Este museo alberga una colección de cerámica del siglo XVI al siglo XX; cerámica con reminiscencia mudéjar de mediados del siglo XVI, serie tricolor, serie de helechos y golondrinas, y serie polícroma del siglo XVII, época de oro de la cerámica talaverana. Su inauguración fue en 1996.

Horario Lunes: Cerrado De martes a viernes de 9 a 15 horas.
Sábados y domingos de 10 a 14 horas.
Plaza de San Agustín s/n - 45600 Talavera de la Reina (Toledo) - Tfno.: 925 80 01 49
Museo Etnográfico

Recientemente restaurado. Se trata de uno de los pocos edificios civiles del siglo XVIII que se conservan, siendo por ende uno de los mejores ejemplos de arquitectura industrial de estos momentos. Perteneció al inmediato monasterio de los jerónimos con el que se comunicaba mediante un tunel soterrado a través de una tenería.

Se conserva la planta de sus antiguas instalaciones con las huellas del lugar donde se alojaban los rulos, la prensa, la caldera y los pocillos de decantación del aceite. Este Museo recoge una parte de la historia, costumbres y tradiciones de Talavera y sus comarcas limítrofes.

Cuenta desde su reciente reapertura con nuevos contenidos, una exposición permanente y un nuevo acceso por la Ronda del Cañillo.

Horario: Martes a Sábado, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00 horas.
Ronda del Cañillo, s/n - 45600 Talavera de la Reina (Toledo) - Tfno.: 925 81 49 03 - museoetnografico.talavera.org
Plaza del Pan

Era conocida también como Plaza de Santa María. Es uno de los pocos espacios urbanos de la ciudad que ha sufrido remodelaciones y ampliaciones desde el siglo XVI, dándole un trazado cada vez más regular. Sobre este espacio orbita, hoy como siempre, la actividad administrativa y de servicios.

Se denomina del Pan porque, antiguamente, era donde se ponía la calahorra, oficina municipal de venta de pan en tiempos de carestía. La Plaza del Pan ha venido operando como la Plaza Mayor de la ciudad. En su recinto se celebraban corridas, juegos de cañas, procesiones, etc. Las Mondas tenían en este espacio uno de los lugares más importantes donde manifestar sus ritos.
Plaza de Toros

Sobre la antigua plaza se edificó la actual que hace honor a su apodo de la caprichosa, siendo inaugurada el 19 de septiembre de 1890 con un mano a mano de los matadores "El Gallo" y "Jarana".

El 16 de mayo de 1920 falleció en su enfermería el torero Joselito
Teatros

Teatro Palenque
Situado en la antigua iglesia de los Jesuitas. Ubicado en la zona más alta de Talavera, ya que los Jesuitas construían todos sus edificios en la parte más alta para estar más cercanos a Dios.

Teatro Victoria
Se levanta sobre el Antiguo Corral de Comedias del siglo XVII. Fue derribado en 1892. En su terreno se construyó el Teatro Victoria que más tarde pasaría a llamarse Teatro Mariana. Sobresalen en su fachada los motivos cerámicos de Ruiz de Luna y Guijo.
Conventos

Convento de las Madres Bernardas de la Encarnación
Del siglo XVII, construido bajo las trazas de Fray Lorenzo de San Nicolás, ejemplo claro del Barroco del ladrillo de nuestra ciudad. En su interior se encuentra el sepulcro del Cardenal Gil de Albornoz. En su iglesia, de planta de salón y coronada por una bóveda semiesférica, destaca un panel de azulejos con el motivo de San Bernardo y otro con el misterio de la Encarnación. Conocido como convento de las Bernardas en el podemos adquirir sus famosos dulces.

Convento de las Madres Carmelitas Descalzas de San José
Fundada en siglo XVI por la madre Catalina de Oria, de origen genovés, bajo la advocación de San José En el interior se conserva un extraordinario retablo Barroco y dos esculturas de Juan Pascual de Mena (s. XVIII). Un San José jugando con el Niño y una Santa Teresa en actitud mística. Sobre el coro pueden apreciarse unas pinturas del siglo XVII. Este convento conserva en un relicario una carta autógrafa de Santa Teresa de Jesús. Durante la Guerra de Independencia las tropas francesas hicieron grandes estragos en este y otros monasterios de la ciudad.

Convento de San Benito (Madres Benitas)
Este Convento-Monasterio de las MM. Benitas es el más antiguo de los existentes en Talavera de la Reina. Una tabla de anotaciones de las monjas remonta su antigüedad hasta el año de 1022. Primero estuvo ubicado extramuros de la ciudad. En tiempos de Alfonso VIII se instala ya dentro del recinto amurallado, ocupando el solar de la antigua parroquia de San Marcos. Fue objeto de numerosas donaciones de los reyes castellano. Su claustro de bella arcada es renacentista, momento que conincide con el máximo explendor de este convento. En su interior fueron hallados restos de origen árabes con algunas inscripciones.

Convento de Santo Domingo (Colegio de la Compañía de María)
Fundado en 1520 bajo la advocación de San Ginés, nombre de la antigua parroquia que aquí existió, y regido por religiosos dominicos. De estilo gótico del último periodo, consta de una sola nave y en exterior, destacan el ábside de cinco paramentos, los contrafuertes y las ventanas de medio punto. El interior del templo es amplio, dispuesto en cruz latina, con siete tramos y bóvedas surcadas de arcos cruzados y terceletes del último período gótico y con parejas de capillas de la misma época agregadas a los lados de la nave. En la cabecera destacan los monumentos sepulcrales de los padres de García de Loaysa, con decoración renacentista plateresca del siglo XVI. El ceramista Ruiz de Luna tomó como modelo para sus decoraciones de cerámica las columnas y otros elementos de los monumentos funerarios y también dibujó las nervaduras fingidas que parten del hermoso florero de piedra que hace las veces de pilar central en la sala capitular.

Iglesias

Iglesia de San Andrés
Existen referencias documentales sobre la Parroquia de San Andrés que se remonta al año 1203, cuando aparece citada en la escritura de venta de unas casas. Muchos han sido los avatares de esta parroquia; en 1560 se reconstruyó y en el siglo XVIII estuvo fuertemente vinculada a la Real Fábrica de Sedas. Durante la Guerra Civil sirvió de refugio a los huidos republicanos. En el interior destacan su cerámica tricolor (siglo XVII), el lienzo del retablo de Maella (siglo XVIII) y el artesonado octogonal del techo de la Capilla Mayor. En la Sacristía se conservan un Cristo Crucificado del siglo XVII, un San Juan del siglo XVI, casullas, capas y otras vestimentas sagradas procedentes de las Reales Fábricas de Sedas.

Iglesia de San Francisco
San Francisco fue otro de los cenobios talaveranos del que se conserva su iglesia, hoy parroquia del mismo nombre. En su lugar estuvo la parroquia de Santa Leocadia, iglesia del siglo XIII ya desaparecida. Es una iglesia de tres naves, la nave central más elevada, de cinco cuerpos unidos por arcos torales de medio punto y bóveda de cañón. En el exterior la fábrica es de aparejo mudejarista.Fue declarada parroquia en 1821. Entre sus obras de arte hay que destacar el famoso Vía Crucis en cerámica de Francisco Arroyo. En el interior de la sacristía se custodiaba el valioso Cristo de la Agonía realizado en marfil y de casi un metro de altura.

Iglesia de Santiago El Viejo (Santiaguito)
Está situado en la calle Templarios, es de estilo mudéjar y fue fundado este hospital de la Orden militar de Santiago en 1226. El Conde de Cedillo lo describe así: "Conserva al exterior con su propio carácter el elegante y poligonal ábside, que se adorna con dos órdenes sobrepuestos de arquillos ciegos; semicirculares en el inferior, y en el superior de ojiva túmida inscritos en lobulados y un arco reentrante. Arte mudéjar. Siglo XIII" En el interior, los muros estaban decorados con azulejos en gran parte de su superficie. La cubierta, como en casi todos los edificios mudéjares, era de madera con tirantas horizontales. Se conoce la existencia de dos imágenes de Santiago, una de la Virgen, un retablo de Santa Ana, que se trajo del Hospital de Santiago de Toledo, y el conocido como "Cristo Santiaguito" que durante mucho tiempo dio nombre al templo.

Iglesia del Salvador
La iglesia del Salvador es una de las parroquias más antiguas de la ciudad. Existen datos de su existencia desde 1145. Su artesonado actual se construyó hacia 1570. Era una iglesia rica en imaginería del siglo XVII y XVIII. De la iglesia primitiva se conserva su bellísimo ábside de tipo mudéjar. En su atrio eran juzgados los castellanos y cristianos. En el siglo XVII fue instalado el retablo que presidía la iglesia hasta que se sustituyó por el actual de 1761. Es obra barroco-rococó de Pedro de Luna con dorado del talaverano Luis Salcedo. Se encuentra restaurado hoy día en la parroquia de Parrillas. También cuenta esta antigua iglesia talaverana con decoración cerámica. En su presbiterio se conservan paneles de azulejos del siglo XVI con motivos de los cuatro evangelistas, otros paneles son decorativos de motivos vegetales y de ferrería.
 
Compartir está página


Tiendas en Talavera Ayuntamiento de Talavera